La guerra empieza aquí

Llamamiento a la acción contra las maniobras de la OTAN «Trident Juncture 2015»

Diversos colectivos estamos preparando actos de protesta y de resistencia civil durante el desarrollo de las “supermaniobras” para los que pedimos tu apoyo y colaboración. También invitamos a la descentralización y autogestión de la protesta (organiza tu propia acción desobediente y coordínala con las demás). Desde el movimiento pacifista y antimilitarista de Andalucía existen iniciativas para organizar acciones de desobediencia civil en Barbate del 30 de octubre al 3 de noviembre (frente al Campo de Adiestramiento Anfibio de la Sierra del Retín) con el apoyo de Alternativa Antimilitarista.MOC y de la Red Antimilitarista Europea. Y en Zaragoza estamos organizando actos de protesta del 3 al 6 de noviembre (el Campo de San Gregorio será de nuevo el protagonista de la barbarie militarista). Es urgente demostrar nuestro rechazo a la guerra y a la nueva amenaza de la OTAN. La gente tenemos el poder y la responsabilidad de detener la avaricia y su violencia, de mejorar nuestro frágil y pequeño mundo.

Trident Juncture 2015: España como punta de lanza para las intervenciones en África

Según el escenario SOROTAN para las maniobras Trident Juncture 2015, parte del ejercicio es sobre la “batalla de las narrativas” o “trabajar dentro de un ambiente informativo que es arriesgado tanto en los países de la OTAN como en la región en la que la intervención tendrá lugar”[19]. La propaganda es una parte integral de la guerra – algo no tan nuevo, pero cada vez mas importante. Tanto el conflicto en Ucrania como la guerra de Siria muestran que en un contexto de una propaganda masiva de varios actores del conflicto también es complejo y difícil para antimilitaristas formular una perspectiva independiente. La OTAN se esta preparando para hacerlo mas difícil en el futuro, y no a través de la vieja técnica de la censura, pero a través de una propaganda y desinformación masiva.

Activistas pacifistas se cuelan en el aeropuerto militar de Luleå, Suecia, en protesta contra las maniobras Arctic Challenge

On June 2nd , ten activists from the anti-militarist network Ofog, Women for Peace and the People's Campaign against Nuclear Weapons got inside the military airport F21 in Luleå to simulate the consequences of war by doing a die-in on the runway. For a moment they stopped the ongoing exercise. On the way to the fence, as well as inside the military airport they sang an old peace song "Never never never we'll give up”. They were arrested inside the airport but released later the same day.

Peace activists got inside the military airport in Luleå, Sweden, to protest against the Arctic Challenge Exercise

El 2 de junio pasado , 10 activistas de la red antimilitarista Ofog, Mujeres por la Paz, y la Campaña Popular contra las Armas Nucleares se metieron dentro del aeropuerto militar F21 de Luleå para simular las consecuencias de la guerra haciendo una tumbada sobre la pista de aterrizaje. Durante unos momentos, consiguieron detener las maniobras que se estaban realizando. De camino a la valla y dentro del aeropuerto militar, cantaron la vieja canción de paz "Never never never we'll give up” (Nunca, nunca, nunca nos rendiremos). Todo el grupo fue arrestado dentro del aeropuerto, pero fue puesto en libertad unas horas más tarde.

La guerra empieza aquí

Nunca más una guerra. Un deseo compartido por millones de personas en todo el mundo como pudo verse en fechas no muy lejanas. Muchas menos son las personas conscientes de que sus impuestos, sus ahorros (por ejemplo, Caja Madrid, BBVA, AXA e ING invierten en empresas de armas), y puede que hasta su trabajo (transporte de material militar, investigación militar, empresas de armamento) garantizan un próspero futuro para la guerra. ¿”Misiones humanitarias”? ¿”Guerra contra el terrorismo”? Todos los ejércitos revisan sus argumentos y renuevan su armamento y sus medios de transporte para golpear globalmente allí donde las élites del primer mundo lo consideren beneficioso para sus intereses. La globalización económica dispone también de brazo militar. Es la era de la globalización del militarismo: la liquidación de las libertades civiles dentro y la guerra global en el exterior.

Qué es la Red Antimilitarista Europea

La Red Europea Antimilitarista está formada por un amplio abanico de grupos de toda Europa dedicados al antimilitarismo y el uso de acción directa noviolenta. La red facilita la comunicación tanto entre grupos de la red como entre la red y otros grupos y personas implicadas en la lucha antimilitarista.

Esta red da la oportunidad, tanto a sus miembros como a otros, de vincular nuestras luchas antimilitaristas con otros muchos temas. Cada año intentamos elegir una o dos actividades y darles una fuerte presencia internacional. Más allá del antimilitarismo y la acción directa noviolenta, la red no tiene una agenda o declaración común. Así que los objetivos, análisis y métodos de cada grupo pueden diferir. En estos momentos estamos usando la idea común de “La guerra empieza aquí”.

Resistencias contra las bases militares en España

La lucha por la desmilitarización del territorio cuenta en España con una larga tradición. Aunque de una manera irregular e intermitente, las actuales campañas contra bases, cuarteles, y campos de maniobras, son herederas de las que en los años 80 rechazaban el uso de espacios naturales para prácticas de artillería o reclamaban el cierre de las bases de EEUU en territorio español, al calor de la campaña contra el ingreso del Estado español en la OTAN, una de las últimas grandes movilizaciones sociales locales.

Por ejemplo, en los primeros 80 tuvieron lugar movilizaciones sucesivas contra el uso como zonas de prácticas de tiro de artillería y aviación de la isla de Cabrera (Islas Baleares), y las áreas de Cabañeros (Toledo) y Anchuras (Ciudad Real). En esos años comenzaron a celebrarse las marchas a las bases estadounidenses de Rota (Cádiz) y Torrejón (Madrid), por entonces movilizaciones multitudinarias y de referencia para el movimiento pacifista, el ecologista y las organizaciones de izquierda.

Páginas