Observatorio de conflictos

DonesxDones: escalada de violencia en el conflicto catalán

Ante esta situación, hay una gran preocupación, y de nuevo la sociedad civil se está organizando para movilizar las redes de derechos humanos internacionales y los contactos con otros movimientos sociales del Estado español para pedir mayor implicación y sobre todo observación internacional que ayude a disminuir la violencia que puede producirse de hacerse efectivas las amenazas de aplicar el artículo 155 de la Constitución española, intervenir el Gobierno catalán y enviar las fuerzas armadas a Catalunya. Ahora necesitamos todo el apoyo que puedan darnos. Les pedimos que estén pendientes de lo que está pasando en Catalunya y que activen sus contactos para poder recibir información desde aquí. No nos dejen solas.

El movimiento noviolento sirio: perspectivas desde la base

La revolución siria está atrapada en una compleja red de desafíos, incluyendo un movimiento noviolento en declive, grupos militantes volátiles, y actores regionales e internacionales que son más activos en el conflicto que los propios sirios. Sin embargo, ocultos por esta sombría realidad, todavía existen personas activistas noviolentas que trabajan tanto en la sombra como a plena luz del día, dentro de las fronteras de Siria y en el extranjero. Estas personas se esfuerzan por mantener viva la llama de la revolución noviolenta, a pesar de las abrumadoras fuerzas que actúan contra ellos. Durante la primera mitad de 2014, Dawlaty conversó con estas personas, animándolas a buscar nuevas herramientas, a cuestionar anteriores elecciones, y a analizar los éxitos y los fracasos del movimiento noviolento en Siria. Este informe es fruto de ese diálogo.

Siria, la guerra contra el terror y la "salafifobia" de la izquierda

Echando un vistazo a los artículos y relatos de las redes sociales de ciertos periodistas de izquierdas es difícil diferenciar sus creencias de la clase de veneno antiárabe, antimusulman y sionista que destilan habitualmente think-tanks como el Middle East Research Institute (MEMRI). Esto es especialmente así en el caso de Siria, donde el problema que los izquierdistas señalan no es el brutal régimen de Assad y sus aliados rusos e iranís, sino el 'terrorismo salafista', un análisis que busca ofrecer una justificación de facto a la 'guerra contra el terrorismo' actualmente en marcha en el país.

Tras las líneas del Estado Islámico en Raqqa

A medida que los bombardeos de la coalición atacan objetivos dentro de la ciudad, Thabit describe las condiciones como "infernales": una "guerra callejera urbana donde Estado Islámico se basa en francotiradores y trampas explosivas" para evitar los avances de las SDF. "Está claro que el Estado islámico no tiene intención de rendirse fácilmente", dice. Detrás de las líneas del frente, los residentes se resignan a la guerra urbana diaria en el exterior de sus casas, dice un segundo vecino de Raqqa. A sólo 800 metros de las líneas de frente, Abu Muhammad se sienta solo en su casa.

Descolonizando la llamada "liberación queer" de Siria

Sugerir que las "revoluciones de género y sexual" se están logrando uniéndose a un partido autoritario que participa en la "guerra contra el terror" imperial no sólo funciona como un discurso ocultador de otras luchas, sino también como reescritura colonial de lo que es la lucha en Siria. Las poblaciones de Siria, sin embargo, han estado diciendo que su lucha es por la autodeterminación, y sólo pueden lograr este objetivo derrocando a Assad, los takfiris y los señores de la guerra mediante el fortalecimiento de la organización comunitaria de base.

Entrevista con Rasha Jarhum, activista yemení

Rasha Jarhum es una investigadora y activista yemení arraigada en el Líbano y Asesora Principal de Políticas de Desarrollo para el Instituto Aspen para la Paz. Trabaja desde hace más de 15 años en derechos humanos y cuestiones de género en asociación con diversas organizaciones, además de colaborar con el Enviado Especial de la ONU para Yemen para la inclusión de las mujeres yemenís en las negociaciones de paz. Junto con otros nombres, como Amal Bashar y Tawakul Kerman, Rasha es una de las activistas que vienen tratando de mejorar las condiciones de vida de las mujeres de Yemen.

Las protestas de Al Aqsa demuestran que la noviolencia palestina ya está aquí

Desde julio, he visto a mis compatriotas palestinos tener la fuerza y ​​la voluntad de emplear la resistencia noviolenta como la manera más rápida y también la única de terminar con la ocupación. Es el éxito de la resistencia noviolenta, y su propagación por toda la sociedad palestina, de la que habéis sido testigos durante las últimas semanas.

#GuerraEsTerrorismo: concentraciones contra las masacres de civiles en Siria e Iraq

Ayer martes 4 de julio de 2017 tuvieron lugar en València y Zaragoza concentración con el lema "Raqqa, Mosul, Daraa... #GuerraEsTerrorismo: No guardes silencio", La de Valencia se celebró frente a la entrada del Consulado de EEUU, y la de Zaragoza, frente a la antigua Capitanía general. Estos actos querían romper el silencio ante las masacres de población civil en curso con el pretexto de la "guerra contra el terrorismo" en lugares como Raqqa, Mosul, Daraa, etc.

Raqqa, Mosul, Daraa..: convocatoria #LaGuerraEsTerrorismo

BASTA DE AGRESIONES A LA POBLACIÓN CIVIL. MOSUL, RAQQA, DARAA... LA GUERRA ES TERRORISMO: NO GUARDES SILENCIO. Gentes pacifistas, antimilitaristas, y solidarias con Siria, de Valencia, Zaragoza, Barcelona, Madrid..., vertebradas en torno la iniciativa #SiriaStopWar, así como integrantes de la propia comunidad siria residente en el estado español, apoyan concentraciones contra la guerra con carácter de urgencia para la semana del 4 de julio. Éste es el comunicado que llama a las concentraciones.

Los sirios hacen retroceder el extremismo en Idlib sin intervención militar

En un país agotado por la lucha armada y la presencia de grupos extremistas, las iniciativas civiles locales han demostrado ser más eficaces en la construcción de la paz que el aumento de la participación militar. En la ciudad de Idlib, los ciudadanos comunes y corrientes han demostrado que son capaces de administrar sus asuntos civiles, aliviar el sufrimiento a nivel local y hacer retroceder el extremismo por sí mismos.

Páginas